El Metaverso

5/5 - (4 votos)
El Metaverso como canal de marketing ofrece posibilidades no disponibles hasta la fecha en canales más tradicionales como las redes sociales.

El famoso Metaverso del que tanto hemos oído hablar últimamente, es uno de esos nuevos conceptos que, junto a otros términos muy relacionados como Bitcoin ฿ o Blockchain va desarrollándose en la sombra hasta que pasa a ser de uso más o menos común.

¿Pero a qué nos referimos cuando hablamos del Metaverso? Aclaremos este punto:

¿De dónde viene el término Metaverso?

El término Metaverso fue acuñado por Neal Stephenson en su novela de ciencia ficción Snow Crash publicada en 1992. En esta novela, los humanos, interactúan entre ellos mediante avatares en espacios virtuales tridimensionales que representan el mundo real. De hecho, Stephenson presentaba este Metaverso como un sucesor basado en realidad virtual del internet de la época.

¿Qué es el Metaverso en la actualidad?

El Metaverso actual ha tenido sus predecesores con Second Life como ejemplo más claro. Second Life es una comunidad virtual lanzada en 2003 que consistía en un entorno virtual en el que socializar con otras personas a través de avatares.

Captura de pantalla de Second Life, una de las primeras versiones existentes del Metaverso.

Si has visto la película Ready Player One, ya puedes hacerte una idea de qué va la cosa. Si no, te la recomendamos encarecidamente. Además de ser una película entretenida y tener guiños a la cultura pop de los 80-90, te ayudará a entender un poco de qué va todo esto del Metaverso.

Así pues, si lo tuviéramos que definir de manera sencilla, podríamos decir que es un entorno digital muy ligado a la realidad virtual al que puedes conectarte para interactuar con otros usuarios y empresas.

¿Hay más de un Metaverso?

Efectivamente: hay más de uno. Al ser los desarrollos de estos entornos virtuales dependientes en exclusiva de las empresas u organizaciones que las desarrollan, cada empresa u organización puede desarrollar su propio entorno de forma independiente o conjunta. Para llevarlo al terreno de tecnologías que todos conocemos, estos entornos virtuales pueden desarrollarse de forma abierta (descentralizada) o cerrada (centralizada). 

A continuación vemos dos ejemplos:

  • Metaversos descentralizados o abiertos son aquellos que se desarrollan de forma que sean un estándar, tales como lo es sistema de email al que te puedes conectar desde cualquier gestor de correos como Outlook o Thunderbird.
  • Metaversos centralizados o cerrados son aquellos que, como las apps de mensajería más conocidas como WhatsApp o Telegram, únicamente permiten interactuar con usuarios que estén dados de alta en su propia plataforma.

Las ventajas y desventajas de ambos planteamientos son claras:

  • En el primer escenario, seríamos los usuarios los que nos veríamos beneficiados al disponer de una gran variedad de opciones entre las que elegir y las empresas competirían en igualdad de condiciones.
  • En el segundo escenario, cada empresa desarrolladora impone su ley en su propia plataforma; es decir; pueden cobrar las comisiones que quieran por las transacciones realizadas dentro de la misma y tendrían control absoluto sobre elementos de monetización como, por ejemplo, la publicidad. Y en este punto, es donde Facebook ha aparecido en escena.

Presencia de empresas en el Metaverso

Cada vez van saliendo más casos de empresas muy conocidas que empiezan a coquetear con el Metaverso. Empresas como Gucci, Adidas, Coca-Cola, Louis Vuitton, Nike, Hyundai, Amnesia Ibiza o Sotheby’s se han lanzado a realizar acciones en estos entornos virtuales creando experiencias o vendiendo NFTs de sus productos.

Imagen promocional del Virtual World de Amnesia Ibiza en su primera acciones de marketing realizadas en el Metaverso.

El Metaverso está de moda

Sin embargo, la que más cobertura mediática ha recibido ha sido el Metaverso de Facebook. El 28/10/2021 se celebró Facebook Connect, la conferencia anual de desarrolladores de Facebook en la que Mark Zuckerberg, su CEO, hizo dos grandes anuncios. 

Por un lado, anunció que Facebook (la matriz de la empresa, no la red social) estaba inmersa en el desarrollo de un entorno virtual tridimensional llamado Metaverso. Por otro lado, nos hizo saber que la apuesta de la empresa por este nuevo modelo iba tan en serio, que acometían entrar en un proceso de re-branding completo, cambiando nombre de la compañía de FACEBOOK a Meta. 

Te dejamos a continuación la keynote inaugural en el minuto en el que se anuncia la plataforma: 

Transacciones monetarias en el Metaverso

Al igual que en la vida real, en el Metaverso se pueden comprar y vender objetos, en este caso, virtuales. Desde parcelas de tierra hasta viviendas, ropa, experiencias de ocio… lo que se te ocurra. La particularidad es que las transacciones se realizan mediante criptodivisas como, en el caso de Facebook, la moneda Facebook Metaverse.

Marketing en el Metaverso

El marketing en el Metaverso se hace en paralelo o vinculado al marketing en la vida real. Las reglas del juego cambian a la hora de hacer publicidad en estas plataformas. Estábamos acostumbrados a crear anuncios habiendo hecho un estudio previo de público objetivo para dirigirnos directamente a esos potenciales clientes o compradores. Pero, en estos nuevos entornos virtuales, el concepto de público objetivo deja de existir dado que cualquier usuario puede ingresar en él en el momento en que lo desee. 

Por otro lado, la realidad aumentada, es un concepto que a día de hoy existe en plataformas como Snapchat, Instagram e incluso Facebook a través de sus gafas de realidad virtual, las Oculus. Pero, ¿por qué hablamos de realidad aumentada? En las redes sociales que acabamos de mencionar, la publicidad se efectúa sobre publicaciones o historias con el fin de lograr seguidores, engagement, interacción, “likes”, etc. Pero, a pesar de que sean plataformas en las que se hace uso de la realidad aumentada, no es un condicionante para la publicidad.

Esto cambia en el Metaverso. Nos vemos inmersos en un mundo virtual donde la realidad aumentada es uno de los pilares fundamentales del sistema. Por ello, el marketing en el Metaverso va a tener que estar unido y conviviendo con esta realidad aumentada cambiando así los escenarios de la publicidad tradicional para evolucionar en una publicidad mucho más digital, si cabe, que la que conocemos hasta hoy en día. 

Además, el video marketing seguirá siendo una de las herramientas fundamentales para comercializar dentro del Metaverso. 

¿Qué podemos publicitar en el Metaverso?

De todo. Sí, todo lo imaginable. Como hemos mencionado anteriormente, el Metaverso es un entorno digital ligado a la realidad donde se pueden crear todo tipo de escenarios, conectando entre sí usuarios y empresas. 

Y, dado que está muy ligado a la realidad, podremos publicitar desde productos, eventos o conciertos vinculados con el mundo real y con acciones de marca, hasta parcelas, edificios y casas digitales existentes únicamente en el Metaverso. Y sí; hay gente que está muy dispuesta a pagar por ello. 

Pero, como con todo, habrá que ir pasito a pasito para cogerle el pulso al Metaverso y su funcionamiento para poder aplicar las mejores técnicas de marketing según el espacio o entorno en el que se mueva la marca.

¿Estás valorando introducirte en el Metaverso?

Si quieres explorar las posibilidades comerciales que tiene este nuevo entorno digital para tu empresa, contáctanos y exploraremos juntos las posibilidades.

El Metaverso
Scroll hacia arriba